Consejos útiles para mantener la llama encendida en la cama

Algunas veces, aunque sigamos amando a nuestra pareja, la rutina diaria y los años de estabilidad emocional y afectiva pueden convertir la sexualidad en un aspecto secundario de nuestra vida y terminar por hacernos creer que es algo que no necesitamos en realidad. Sin embargo, un gran número de estudios sugiere que la inactividad sexual suele asociarse con estados de ánimo negativo y gran variedad de enfermedades. 

Tener buen sexo ayuda a nuestro sistema inmune a mantenerse bien ajustado, revitaliza las neuronas y nos da tono muscular, eso sin mencionar que es placentero y divertido, a continuación te compartiré algunos de los trucos más famosos para mantener la llama y lograr una dinámica sexual muy activa en tu cama, aunque hayan pasado años desde que se conocieron.

Hay que estar abierto a las nuevas experiencias en la cama 

No estoy hablando necesariamente de invitar a un tercer miembro a participar, aunque puede ser una buena idea en algún momento. Estoy hablando de probar nuevas posiciones, cambios de roles y locaciones. Un estudio recientemente adelantado por la Universidad de California comprobó que el indice de separaciones disminuía entre las parejas que tenían al menos dos escapadas románticas en el trimestre. 

Hay que mantener la honestidad en todo momento 

A veces no somos capaces de abrirnos completamente ante nuestra pareja por miedo a ser juzgados o al rechazo, no obstante, existe un fenómeno comunicacional conocido como ‘mutuo bloqueo’ que consiste en la negación tácita de un deseo sobre la base de que incomodará al interlocutor. Nunca se sabe, quizás esa fantasía que te persigue desde hace años es también la fantasía del amor de tu vida. 

Un problema de salud puede apagar la llama 

A veces no se trata de falta de deseo sino de imposibilidad material, tanto hombres como mujeres deben acudir con cierta regularidad a hacerse los chequeos correspondientes con su salud sexual. Muchas veces es una cuestión de vida o muerte y el cáncer de próstata o mama pueden en definitiva acabar no sólo con la llama de nuestra pasión, sino con nuestra existencia. 

Acudir a un profesional puede ser útil 

Si el problema no es físico, puede ser que necesitemos acudir a un tercero, no con intenciones sexuales, sino con el objetivo de aclarar que puede andar mal con nuestro inconsciente, después de todo, nuestras pulsiones sexuales tienen origen en nuestro cerebro y la mayoría de las veces un psicoanalista puede ayudarnos a entender por qué las cosas no marchan como deberían. La terapia de pareja ha salvado más matrimonios que el Viagra

Acepta los consejos con cautela 

A la gente le encanta opinar e imaginarse que su experiencia personal es universalizable, sin embargo, tanto en el amor como en el sexo, el tipo de vínculos que establecemos con nuestra pareja goza de una singularidad comparable con nuestras huellas dactilares, no tomes los consejos de tus amistades como una cuestión literal o podrías estar condenando tu vida sexual al fracaso. 

La cama es apenas el primer territorio 

Conocer a tu pareja en la cama es muy importante, sin embargo, hay otras pasiones que pueden tener desencadenantes sexuales, las aficiones y los hobbies son de hecho un territorio que recientemente empezó a explorarse en las terapias de pareja y que demostró tener una capacidad muy alta de sexualización. La adquisición de una nueva habilidad como aprender a conducir o tocar la guitarra pueden llevar las cosas a otro nivel. 

La utilidad de los juguetes sexuales 

Hay que arriesgarse a lo desconocido, no sólo las nuevas posiciones sino los juguetes pueden revitalizar un ritual que de otro modo podría antojarse aburrido un viernes por la noche después de 40 horas de trabajo a lo largo de la semana. Piensa en los juguetes sexuales mucho más allá de la idea de la muñeca de plástico y el vibrador, una buena botella de champaña y sushi tienen muchísimo poder en la cama. 

La llama sigue encendida 

Aunque hayan pasado cien años juntos, si son capaces de hablar con honestidad de sus dinámicas sexuales y escuchar al otro con paciencia, lo más probable es que su vida sexual funcione con completa naturalidad y potencia, una vida encendiad en la cama. En caso tal de que sea necesario recurrir a un medicamento o truco para potenciar las cosas, siempre es recomendable acudir a un profesional.