Mujer, tu salud sexual importa, aprende a hablar sobre tus necesidades

Poco se habla de la importancia de una buena salud sexual para poder rendir al máximo en otras facetas de la vida, ya sea en el ámbito laboral o en otros roles. La sexualidad repercute directamente en la autoestima de las personas. Alguien que no está disfrutando plenamente su vida sexual y no se atreve a expresarlo, no será capaz de dar lo mejor de sí día a día.

Por más complicado e incómodo que te pueda parecer hablar acerca de tu vida y tus necesidades sexuales con tu pareja, si algo no está funcionando bien, sencillamente no queda otra opción que hacerlo cuanto antes. Los problemas de índole sexual pueden afectar tu horario de sueño y ser grandes generadores de estrés, por lo que abordarlos prontamente te puede prevenir muchos incordios.

Precisamente para ello, te dejamos aquí algunos consejos que puedes seguir para dar ese paso al frente y hablar sobre tus necesidades sexuales con tu pareja.

Acepta que algo no marcha bien en tu vida sexual

Antes de hablar, toca primero aceptar y asumir que hay cosas que no te están haciendo sentir bien, intentar reconocer cuáles son y las soluciones que ves posibles, llegar así a la conversación te permitirá ser mucho más directa y clara.

Aprende a hablar con tu pareja, la comunicación es vital

La comunicación entre parejas es fundamental para poder entablar una relación sana y duradera, aférrate a esos principios y expresa tus necesidades e inquietudes de la forma más calmada y sincera posible, recuerda que la intención no es buscar culpables o crear conflictos, sino resolverlos.

Artículo relacionado: Para mujeres: comprar Lovegra online sin recetas (Viagra femenina)

Muestra tus necesidades ordenadamente, no te abrumes

A veces hablar todo de golpe puede resultar un poco abrumador tanto para quien se expresa como para el oyente, por lo que puede ser una buena idea tocar un tema a la vez, de forma que ninguno de los dos se sature de información y el estrés pueda empezar a dominar en la conversación.

Consulta un libro para conocer más sobre la salud sexual femenina

Si tienes alguna duda, los libros siempre son grandes amigos para aclararlas y más en esta época, en las que puedes conseguir toda clase de títulos gratuitos en internet.

Mujer, haz que él se involucre

Evidentemente, está muy bien que poco a poco aprendas más acerca de cómo cuidar tu salud sexual. Sin embargo, también es muy importante que tu pareja se involucre en el proceso, para que, en vez de retrasar tu mejoría, te acompañe y vaya de la mano con tus progresos. Avanzar conjuntamente afianza las relaciones. El esfuerzo mutuo es muy importante.

Presta atención a tus necesidades de intimidad

Recuerda que las necesidades sexuales no son las mismas que las de intimidad, las necesidades de intimidad tienen que ver con las emociones que intervienen en el acto sexual y cómo te sientes en la cama. El amor, el cariño y el respeto deben reinar en todo tipo de situaciones.

Intenta resolver los conflictos de la relación, más allá del ámbito sexual

Muchas veces, los problemas de pareja se trasladan directamente hasta la cama, por eso debes intentar por sobre todas las cosas abordar todas las situaciones que te aquejen en la relación amorosa. 

Artículo relacionado: Comprar Kamagra gel 100 mg. Efectos secundarios y contrareembolso

Situaciones de celos e inseguridades pueden literalmente exterminar la empatía sexual hasta de forma no intencionada, así que lo mejor es hablar también de estos temas y dejar todo claro.

Si los problemas persisten, puedes hablar con un médico o terapeuta

Si sientes que ambos ya han dado su máximo esfuerzo para intentar resolver los problemas, nunca está de más que acudas a un médico o terapeuta sexual que pueda servir como guía para afrontar de forma correcta todas las situaciones.

Del mismo modo, no está de más también analizar tu relación amorosa como un todo y poner sobre la balanza todos los elementos que la conforman. ¿Te sientes lo suficientemente querida? ¿Sientes que ambos están progresando junto con la relación? Si no sabes muy bien esas respuestas, quizás sea hora de pensar más allá de la sexualidad y pensar en tu integridad como mujer y tus intereses personales.

Recuerda que la persona que más debe importarte eres tú misma, cuídate, valórate e intenta darte diariamente todo el amor que mereces.