Problemas de erección o disfunción eréctil, ¿Cuáles son sus causas?

Para los hombres, su potencia sexual es sinónimo de masculinidad y hombría, por lo que tener algún problema de este tipo puede afectar seriamente la autoestima y afectar mucho más allá de sus relaciones sexuales, poniendo en riesgo su estabilidad emocional, su vida laboral y muchas cosas más.

Muchas personas tienen problemas con su salud sexual, no eres el único.

No obstante, tener incidentes con tu salud sexual son inconvenientes que muchísimas personas experimentan a lo largo de su vida, por lo que, si estás padeciendo de disfunción eréctil o algún otro tipo de problema a la hora del acto sexual, permíteme decirte que no estás solo en el mundo, ya que esto es algo que se hace cada vez más común, tanto en los hombres como en las mujeres.

Antiguamente estaba considerado como tabú hablar de la sexualidad y, por supuesto, muchos hombres se cohibían con sus pesares.

Afortunadamente, hoy en día es mucho más normal expresarse acerca de estos temas y no hay excusa para no abordar estas situaciones de la forma más profesional y seria posible, de manera que pueda ser tratada y superada sin tantos sobresaltos.

Son muchos los factores que intervienen en una erección

Existen muchos mitos alrededor de la disfunción eréctil, y lo cierto es que es prácticamente imposible determinar que este fenómeno ocurra a raíz de una sola causa, pues son múltiples factores los que intervienen al momento de la erección, ya sean físicos o psicológicos.

Artículo relacionado: Kamagra soft tabs y efectos secundarios: comprar online presentación 100 mg

Muchas veces, las dificultades para lograr la erección ocurren únicamente al momento de estar con tu pareja, mientras que en la masturbación todo fluye de forma normal. En estos casos, lo más probable es que la causa que origina los problemas venga directo de la mente y de algunas trabas que no permiten que el cuerpo actúe adecuadamente a los estímulos.

La disfunción eréctil está muy relacionada a la psicología

Ocasionalmente, los hombres suelen ponerse mucha presión cuando van a estar con alguien más, pues tienen temor de no ser suficientes ante esa persona. Pensamientos de ese tipo van directamente en contra de la potencia sexual, pues tu mente no te permite disfrutar del momento y, por ende, no siente el placer suficiente para generar o mantener la erección.

Para solucionar esto, siempre es buena mantener una buena comunicación con tu pareja, que permita que te sientas en total confianza al momento del acto sexual y así poder rendir al máximo en el proceso, para que así ella también pueda disfrutar de una vida sexual plena.

Los problemas de erección no siempre están relacionados a la falta de deseo

Por otro lado, también son muchos los factores de índole físico que son capaces de afectar negativamente el comportamiento y duración de las erecciones masculinas. Los problemas con la presión arterial pueden ser un gran enemigo de las erecciones, dado que esta se forma debido a la gran cantidad de sangre que llega al pene.

Del mismo modo, el sobrepeso también puede actuar en contra de las erecciones, ya que la grasa se concentra en las arterias y venas que surten de sangre a los genitales, obstruyendo así su paso y dificultando enormemente el estiramiento de los cuerpos cavernosos del pene.

El sobrepeso y la hipertensión pueden provocar disfunción eréctil

De la misma forma, vicios como el alcohol pueden también contribuir a que una persona padezca de disfunción eréctil, así que si necesitabas una razón más para dejar de tomar en exceso, aquí mismo te la estamos dando.

Fumar puede aumentar la probabilidad de tener problemas de erección

Lo mismo sucede con el cigarrillo, diversos estudios han demostrado que los fumadores suelen tener más problemas de erección que las personas que no fuman. 

Artículo relacionado: Precio para comprar Priligy genérico 30 mg y 60 mg

La nicotina endurece las arterias y no permite la correcta circulación de la sangre por el cuerpo.

Crear una rutina activa puede ayudarte a mejorar las erecciones

Una vida sedentaria y una condición física descuidada tampoco ayudan al desarrollo de erecciones fuertes y duraderas, por lo que te recomendamos que le hagas un espacio al ejercicio físico en tu rutina diaria. Ya sea ir al gimnasio o dejar de subir en ascensor para hacerlo por las escaleras, todo tipo de iniciativa ayuda.

Como has visto, son muchas las causas que pueden ocasionar los problemas de erección, por lo que si no logras resolver los inconvenientes, lo mejor es que vayas a una consulta médica para abordar rápidamente la situación, un veredicto profesional siempre ayuda a eliminar interrogantes.

La disfunción eréctil se puede superar, ¡no te desanimes!

La desmotivación y la negatividad son las peores aliadas de la potencia sexual, no permites que el desánimo te venza, todavía te queda mucho placer por dar y, sobre todo, recibir.